Historia

    Las instalaciones del Gran Hotel Cochabamba poseen una valiosa historia, ya que en otros tiempos fue parte del convento de “La Santa Recolección de la Santísima Purísima Concepción” de los hermanos franciscanos recoletos asentados en América tres siglos atrás.

    En los años 40 la familia Arauco Prado compró estas instalaciones, quienes gracias a su estudio y admiración al estilo y costumbres de Francia posicionaron el Gran Hotel Cochabamba como un símbolo de prestigio y calidad, trascendiendo por años como un ícono de Cochabamba.

    El año 2009 el Grupo Empresarial Pavisic toma las riendas del Hotel, otorgándole un toque renovado de frescura y modernidad, combinando además magistralmente los ambientes clásicos para añadirles la tecnología imprescindible de hoy.

    En 2013, el Hotel estrena nuevas instalaciones y el más impactante y moderno Centro de Convenciones de la ciudad, con capacidad total de 2,100 personas en diferentes salas.

    En julio de 2014, inaugura 16 nuevos departamentos con 22 habitaciones, para recibir a familias y empresarios en un ambiente más privado e íntimo con todas las comodidades que esto implica.